La Plazita: un rinconcito ultra casual en Miraflores.

 

Estaba caminando por Miraflores, muy cerca a la Iglesia Virgen de Fátima, cuando de pronto una linda terraza adornada con helechos llamó mi atención al instante, se trataba del restaurante La Plazita.

Entramos y nos ubicaron en una mesa al costado de uno de los ventanales de la terraza que da a la calle. El mesero nos comentó que la carta había sido renovada hace no mucho tiempo, pero mantenía aún varios de sus clásicos, solo que esta vez buscaron inspiración en la cocina oriental.

Este restaurante, dirigido por Coque Ossio, es uno de esos lugares donde la creatividad y los insumos de primera calidad dan como resultado platos espectaculares. ¡Ahora, vamos a probarlos!

Pero antes, no caería mal un cóctel como para ir abriendo el apetito. Nos animamos por un Negroni, el cual lleva base de Gin, Campari y Vermut rojo. Estaba muy rico y refrescante, pero un poquito fuerte para mi gusto.

Mientras íbamos disfrutando el cóctel, decidimos pedir una de las dos opciones con conchas de abanico que tienen como entradas. Las Conchas Thai, todo un espectáculo. Con mantequilla picante, ajo crocante y fideos chinos encima, ligeramente picantes, harto jugo, cocidas a la perfección y sobre todo, gigantes.

¡Son tan ricas que nos quedamos con ganas de comer media docena más! Luego, seguimos con una Burrata Caprese: fresca con un aliño de balsámico muy ligero, agradable, pero sinceramente, esperaba más.

La Pizza Blanca fue la siguiente. Se trata de una pizza que por tradición no lleva salsa de tomate en la base y el queso es directamente extendido sobre la masa. Esta particular pizza lleva champiñón portobello, romero, queso de cabra, aceite de trufa y tiene una masa muy delgada y crocante.

Finalmente, y para cerrar con broche de oro, llegó el Salmón al Limón. Si tuviera que elegir una palabra, sería: impresionante. Este plato lleva una base de Tagliatelle fresco, algo gratinado por encima, con miso, miel y aromas de limón, formando así una cama para el salmón, el cual era crocantito por fuera y muy suave por dentro. ¡El punto de sal que lograron es realmente admirable! Uno de los mejores platos que he probado desde hace varios meses, sin exagerar.

A pesar de haber tenido todas las mesas llenas, la comida no demoró en llegar a la nuestra. Se nota que los tiempos de cocina están muy bien controlados. Además, debo destacar que el servicio fue realmente espectacular, siempre atentos a nuestra necesidades.

En general, nuestra experiencia en La Plazita fue excelente. La carta es bastante variada, el ambiente es agradable y los platos tienen una presentación de primer nivel.

Calificación

0
Ubicación
 0/5 
Calidad del servicio
 0/5 
Variedad de la carta
 0/5 
Presentación del plato
 0/5 
Calidad de la comida
 0/5 
Relación precio/calidad
 0/5 
Protocolo de bioseguridad
 0/5 
Ambiente del lugar
 0/5 
Estacionamiento
 0/5 
Terraza
 0/5 

Recomendación

Las pizzas son de lujo.
TOP