El Pan de la Chola: una panadería artesanal en su máxima expresión

 

En la calle Miguel Dasso de San Isidro, se ubica el Pan de la Chola, una de las panaderías más notables de Lima. Para los no iniciados, sus panes de corteza resistente y miga de acidez intensa pueden ser complejos de entender, pero es cuestión de entrenar el paladar y así emprenderán un camino sin retorno.

Como trabajo muy cerca siempre los visito para saciar algún antojo de media mañana, pero esta vez decidí sentarme a consumir algo. El local es muy concurrido y algunas personas incluso lo usan para trabajar, así que encontrar mesa libre no es tarea sencilla. Además uno debe hacer el pedido en el mostrador y luego recibir un objeto que identifica la mesa donde el encargado llevará el pedido.

Empieza mi aventura con un impresionante sánguche mixto que, según los entendidos, es de los mejores de Lima. Gruesas tajadas de pan que contienen jamón artesanal y queso derretido, con precisos toques de aceite de oliva y sal gruesa. El caprese cumple con mis expectativas y es una opción más que recomendable para los que buscan algo saludable, delicioso y ligero. Para acompañar los sánguches el café es bastante regular. Mejor, vayan a la segura con las infusiones naturales.

Una visita a esta panadería no estará completa sin un vistazo a lo que custodian sus vitrinas. En la sección de panes artesanales, el rústico de corteza firme y miga generosa es ideal para armar unos sánguches contundentes y generosos. El brioche es el insumo perfecto para preparar tostadas francesas de lujo y el molde de semillas es el sueño dorado de los aficionados al verdadero pan integral. 

La sección de bollería dulce es el paraíso de los golosos. La galleta de doble chocolate es divinamente amelcochada, el croissant de almendras, épico y de tamaño generoso, (imposible comerlo de una sola tirada) y el intrigante «morning bun» es la mejor manera de iniciar la mañana. Los queques no se quedan atrás, pero solo diré que cuando prueben una porción del de manzana, desearán el queque entero.

El Pan de la Chola es un local que justifica varias visitas. Sus vitrinas brindan infinidad de opciones para empezar el día o como antojo de media tarde. El camino hasta encontrar su favorito será largo, pero agradable, aunque si desean ayuda, el personal siempre estará listo para dar buenas recomendaciones.

Calificación

0
Ubicación
 0/5 
Calidad del servicio
 0/5 
Variedad de la carta
 0/5 
Presentación del plato
 0/5 
Calidad de la comida
 0/5 
Relación precio/calidad
 0/5 
Protocolo de bioseguridad
 0/5 
Ambiente del lugar
 0/5 
Estacionamiento
 0/5 

Recomendación

El croissant de almendras, la galleta de doble chocolate y la tarta de peras son imperdibles. En salados su sándwich mixto no tiene competencia por estos lares.
TOP