Ají 555: todo el sabor de la cocina tailandesa en Lima

 

Si hay algo que me encanta es probar la auténtica cocina de otros países y en especial la cocina asiática. Es por ello que me decidí por una experiencia culinaria diferente, con sabores del sudeste asiático, que más allá de ser un boom en lo turístico, también es muy conocida por su tropical y variada gastronomía: la cocina tailandesa.

Gracias a la recomendación de uno de mis mejores amigos, conocí Ají 555. Lamentablemente desde el inicio de la pandemia solo atienden por delivery desde su local en el distrito de Surco, sin embargo, sus envíos llegan a casi todos los distritos. Evidentemente, esto no iba a impedir que disfrutemos la experiencia, así que pedí algunos de los platos de su variada carta, donde también encontré opciones veganas. Sigue leyendo e inicia este viaje gastronómico conmigo.       

Antes de antojarte con el primer plato, debo admitir que me dió gusto ver que los empaques de la comida eran biodegradables, lo cuál habla muy bien sobre este restaurante. Empezamos con un plato que tiene como origen las calles de Tailandia, el Pad Thai. Se podría decir que es como un salteado, pero con un toque dulce. Llegó en una base de fideos de arroz con una salsa de tamarindo, verduras, frijolito chino, huevo y en este caso pollo, ya que usualmente es de langostinos. Debo decirte que la sensación de sabores es totalmente diferente a la que uno espera, el sabor agridulce es lo que más destaca en esta propuesta. Continuamos con uno ya probablemente hayas visto en alguna página de gastronomía, el Curry Verde. Anteriormente, ya había probado el clásico curry, pero este en particular llamó mi atención por el color y el sabor. No hay duda que a los tailandeses les gusta demasiado el dulce, pero en este caso el picante también fue protagonista. El ingrediente principal de este plato es la leche de coco, sin embargo, el color verde se debe al culantro y albahaca. Es, sin duda, un plato power que te recompone y te deja más que contento.

No podíamos terminar sin un buen postre. Es por eso que me decidí por el tradicional Arroz con Mango. Aunque hayas escuchado esta frase para resaltar el desagrado por una combinación, te cuento que en Tailandia es un postre emblemático. ¡Y tiene mucho sentido!, ya que el mango representa el lado tropical del país, mientras que el arroz es el insumo más consumido en Asia. Este postre llegó con una salsa dulce de coco y maní picado para acompañar. Definitivamente, una combinación inesperada pero fresca y satisfactoria por el balance entre las texturas, sabores y temperaturas. Hay muchos platos que me gustaría probar, ya que esta exótica cocina tailandesa solo me ha dejado con ganas de más. Ají 555 es una experiencia completamente diferente a todo lo que hayas probado antes.

Calificación

0
Ubicación
 0/5 
Calidad del servicio
 0/5 
Variedad de la carta
 0/5 
Presentación del plato
 0/5 
Calidad de la comida
 0/5 
Relación precio/calidad
 0/5 
Protocolo de bioseguridad
 0/5 
Ambiente del lugar
 0/5 

Recomendación

No hay forma de que termines de almorzar estos platos sin cerrarlos con un Arroz con Mango como postre, un plato sencillo, pero que no podrás parar de probar. Fresco, dulce y contundente, como todas las porciones de Ají 555.
TOP